lunes, 5 de marzo de 2012

COMO LEER EL FUEGO

COMO LEER EL FUEGO


COMO LEER EL FUEGO
Todos sabemos que con sólo mirar el fuego es posible abstraerse de la mente. Y si lo hacemos de vez en cuando y con la mente relajada, seremos capaces de percibir la realidad de una forma muy distinta a como lo hacemos en un día como cualquier otro.  Si a éso le añadimos la ingesta de distintos alimentos de la naturaleza, el acceso a mundos y vidas paralelas está garantizado. Este era uno de los sistemas que  practicaban los chamanes y druidas de distintos clanes amerindios. Algunas sustancias les permitían saltar cualquier obstáculo que impidiera ir más allá de los sentidos clásicos, para alcanzar otro tipo de percepción. Los elementos que empleaban eran muchos. Los más comunes, quizás, eran el humo de inciensos o de  resinas, como la mirra. Así era como conseguían que en sus ritos junto al fuego participaran dioses, demonios y otras entidades. Para llevar a cabo este método sólo debemos tener una vela, un poco de paciencia y tiempo.
LA ADIVINACIÓN ÍGNEA
Contando sólo con la llama de una vela cualquiera, podemos hacer un sencillo ritual de lectura sin complicaciones. Para hacerlo tenemos que coger con las manos una vela que sea de un color que nos agrade.
  1. Buscaremos poner la mente en blanco, relándonos y dejando que la respiración fluya de manera pausada.
  2. Cuando hayamos encontrado la relajación, meditaremos acerca de las preguntas que deseamos hacerle al elemento ígneo.
  3. Luego colocaremos la vela frente a nosotros, en un sitio en el que no circulen corrientes de aire que puedan provocar una lectura incorrecta.
  4. Encenderemos la vela con una cerilla de madera y nos tomaremos el tiempo necesario para observar con mucha atención los movimientos de la llama.
  5. Formularemos la pregunta y la repetiremos tres veces, en voz alta y clara. Luego estudiaremos las oscilaciones que hace la llama.
LA LLAMA SE INCLINA A LA IZQUIERDA. Indica que la respuesta es negativa. Señala que nos encontramos en una situación óptima para pensar nuevas variantes o proyectos, pero en mal momento prara emprender acciones. También señala que deberíamos repasar lo ocurrido en el pasado más cercano.
LA LLAMA SE INCLINA A LA DERECHA. La respuesta es positiva. También avisa de momentos importantes, que serán producto de nuestras acciones. La llama orientada hacia la derecha nos señala el futuro, nos anima a entablar nuevas relaciones, tanto de pareja como laborales.
LA LLAMA OSCILA. Cuando se mueve alternativamente de derecha a izquierda, anuncia la llegada de adversidades. Advierte del comiezo de tiempos de inseguridad, titubeo, desconfianza o temor, tanto en el plano personal como en el de las relaciones con alguien de quien nos rodea. Cuando se mueve repetidamente arriba y abajo, anuncia la llegada de cambios no previstos en la pregunta formulada, nuevas circunstancias que pueden modificar los resultados.
LA LLAMA QUEDA INMÓVIL Y VERTICAL. Señala que habrá inactividad, tiempos muertos, calma. Nos indica que debemos escuchar los consejos de quienes nos rodean. Sugiere calma y tranquilidad emocional, así como estabilidad psíquica y salud que se verá fortalecida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada